Day 42 · Sé quién no eres

No sé quién eres, pero sé quién no eres.

No eres alguien irascible, porque a la ira le representa la rabia, y la rabia siempre está compuesta de agresividad.

No eres una persona celosa, porque desde el comienzo hemos construido algo verdadero, y si cualquiera de nosotros tuviésemos el deseo de estar con otrx, lo expresaríamos y encontraríamos la solución: separarnos o compartir los deseos. 

No eres machista, racista, xenófobo, ni homófobo. Y si algún día en tu boca apareciese una frase así, sería la última frase que compartieras conmigo.

No eres alguien que no quiere saber nada del mundo, aunque no importa si sabes mucho o poco.

No eres alguien que sea capaz de pasar de largo al encontrar a un buen músico en la calle, al encontrar una pareja discutiendo y llegando a las manos, al ver a alguien que necesita ayuda. No eres insensible.

No eres alguien que me escriba mensajes las 24 horas del día. No me agobias. No me necesitas. No dependes de mí. Ni siquiera me complementas. Yo ya estoy completa. Simplemente, me acompañas. 

No eres alguien que promete y no cumple.

No eres alguien que no me hace reír al menos 10 veces al día. No eres alguien sin un gran sentido del humor.

No eres alguien que me presione a hacer o a pensar nada que no quiera porque mi libertad para ti y para mí están por encima de todo. Igual que la tuya para mí.

No eres alguien que me insulte. Pero tampoco alguien que me idolatre o idealice. Eres alguien que me respeta y me respetará siempre, a todo mi ser, en todas mis circunstancias, a mi cuerpo y a mi mente.

No eres alguien opaco, no dices las cosas a medias, porque sabes decir las cosas como hay que decirlas, cuando hay que decirlas. Por eso no te hace falta decir mentiras ni sembrar dudas.

No eres soberbio, aunque no te falta el carisma.

No eres alguien que destruya mi autoestima. Nunca. De ninguna manera.

Y cuando eres algo de todo esto... simplemente no puedes ser tú. 

No sé quién eres. Pero gracias a saber lo que no eres, sé medianamente lo que eres. Sé que caminas por ahí y que probablemente, no seas sólo uno. Que podrías ser unos cuantos, e incluso podrías ser más de una también, quién sabe.

110ad-img.jpg
ebdae-boliviaweb0045.jpg
0cc40-img.jpg

Y mirando estas tres fotos, sé que probablemente no vas a ser un artista que necesite retratarme de esta manera, porque nunca me he sentido cómoda delante de la cámara y otra persona dirigiéndola. Porque dos locos creativos serían demasiado en una misma habitación. Seguramente seas ése, o esos, o ésa, o esas que me digan: "Te dejo un rato para que crees, sé que has tenido una idea, llevas un rato mirando a esa luz que entra por la ventana, sin escucharme demasiado. Te dejo a solas. Aunque no te dejo sola. Sigo estando, sólo te regalo la ausencia que necesitas. " 

Porque al final, quizá sí sé quién eres. Aunque aún no se haya dado el momento. Quizá ya nos conocimos. Quizá me cruce contigo por primera vez mañana. Sé que probablemente no seamos sólo dos. Demasiadas personas maravillosas en el mundo, aunque sepa que hay muchísimas que no lo son. Sé quiénes no sois y sabré quiénes seréis.